Back to top
12.04.2019

El ‘Mecanismo humanitario’ usado por primera vez en Europa debido al elevado precio de la vacuna contra la neumonía

Médicos Sin Fronteras (MSF) usa un programa para acceder a versiones asequibles de la vacuna de la neumonía, para proteger a los niños refugiados en Grecia contra la enfermedad que más causa muertes infantiles en todo el mundo.

Vacunación en campo de refugiados en Grecial
-A A +A

Médicos Sin Fronteras (MSF) comenzó a vacunar a niños refugiados en las islas griegas de Quíos, Samos y Lesbos utilizando un programa establecido para permitir que los niños que se encuentran en medio de emergencias humanitarias tengan acceso a la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) por un precio accesible.

Esta es la primera vez que se utiliza el 'Mecanismo Humanitario' en un país de ingresos altos: el programa ofrece la vacuna a un precio especial reducido de aproximadamente US $ 9 por niño (para las tres dosis necesarias para la inmunización completa), para su uso humanitario por parte de organizaciones de la sociedad civil y agencias de las Naciones Unidas. La neumonía sigue siendo la principal causa de muerte entre niños menores de cinco años en todo el mundo, y los menores que viven en condiciones precarias, incluidos los que viven en campos de refugiados, corren un riesgo particularmente alto.

vacunas_accesibles_msf266394.jpg

The Right Shot Campaing

Las farmacéuticas Pfizer y GSK son los únicos productores de la vacuna de la neumonía, y es el producto más caro del paquete de vacunación infantil estándar actual. En Estados Unidos, que se opone a negociar el precio con las empresas farmacéuticas, el precio de lista de la vacuna es de hasta $540 por niño. Francia, otro país de ingresos altos, paga $189 por la misma vacuna. Los países más pequeños con menos poder de negociación a menudo se encuentran atrapados en el medio; por ejemplo, Líbano paga alrededor de $243. El precio en las farmacias locales en Grecia es de $168 por niño.

"El elevado precio de la vacuna de la neumonía ha impedido que los niños estén protegidos contra este asesino infantil, cuando la enfermedad se puede prevenir fácilmente con la vacuna", asevera el doctor Apostolos Veizis, Director de Apoyo Operativo Médico de MSF en Atenas, Grecia. "Que podamos vacunar a niños refugiados incluso en un país de altos ingresos a este precio muy reducido es un paso histórico, pero necesitamos se incluyan más vacunas en el 'Mecanismo Humanitario', y que los gobiernos que acogen niños en crisis también puedan acceder a estos precios. Todos los niños del mundo deberían poder recibir esta vacuna a un precio asequible".

campana_de_vacunacion_msf266395.jpg

Campaña de vacunación en Grecia

Antes de que se estableciera el programa, la única forma de acceder al precio reducido especial de la vacuna era a través de Gavi, la Alianza de Vacunas, una organización financiada por donantes que ayuda a los países más pobres a acceder a las vacunas más nuevas. Pero esto dejaba sin acceso a la vacuna, a los niños en muchos países, incluidos los que se encuentran en los campos de refugiados en todo el mundo; y organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF) no podían comprarla a este precio especial para proteger a los niños necesitados.

El ‘Mecanismo Humanitario’ ha sido utilizado hasta ahora por organizaciones en varios países de ingresos bajos, y MSF lo ha utilizado para vacunar a niños en República Centroafricana, Níger, Nigeria, Sudán del Sur y Siria. Sin embargo, el mecanismo actualmente se limita a una sola vacuna y debe ampliarse para que incluya a otras vacunas que no estén cubiertas por ningún otro proceso para que así sean utilizadas durante emergencias humanitarias.

"Los niños atrapados en emergencias se encuentran entre los más vulnerables del mundo, pero no reciben protección de manera rutinaria contra enfermedades que amenazan sus vidas", explica Suzanne Scheele, Asesora de Políticas sobre Vacunas de la Campaña de Acceso a Medicamentos de MSF. “El 'Mecanismo Humanitario' ha sido útil para llegar a los niños que previamente se habían quedado desprotegidos contra la neumonía, una enfermedad prevenible y potencialmente mortal. Instamos a los fabricantes de productos farmacéuticos que faciliten a los gobiernos y proveedores de tratamiento, como MSF, la compra de vacunas a precios asequibles para proteger a los niños extremadamente vulnerables que tienen la necesidad urgente de vacunarse ahora".

Aunque el 'Mecanismo Humanitario' ha sido útil para proteger a los niños en situaciones de crisis, los países en todos los niveles de ingresos continúan luchando para acceder a la vacuna contra la neumonía a un precio asequible. Aproximadamente un tercio de los países en todo el mundo no han podido incluir la vacuna contra la neumonía en su paquete de vacunación estándar debido al precio exorbitante que cobran Pfizer y GSK.

Jordania, por ejemplo, está lidiando con los elevados precios de las vacunas mientras se enfrenta a una crisis de refugiados, que ha hecho que el país sea anfitrión de la segunda mayor proporción de refugiados en el mundo (en relación con su población). Si bien el país ha introducido la inmunización gratuita para todos los niños, independientemente de su ciudadanía o estado migratorio, no puede costear vacunas caras como esta y, por ende, deja a todos los niños en el país vulnerables a una infección neumocócica.

“El ‘Mecanismo Humanitario’ es una solución provisional que se desarrolló esencialmente porque los precios de las vacunas contra la neumonía son demasiado altos", dijo Scheele."Se marcará una verdadera diferencia cuando los nuevos fabricantes lancen vacunas contra la neumonía más asequibles, para que la vida de los niños no corra peligro debido a la codicia corporativa."

"Ya no podemos vivir en un mundo donde las vacunas que pueden proteger a los niños contra las enfermedades mortales sigan siendo un lujo para muchos".

Desde 2009, Pfizer y GSK han ganado 49.1 mil millones de dólares en ventas tan solo por la vacuna de la neumonía (43.5 mil millones para Pfizer y 5.6 mil millones para GSK).

Sobre el ‘Mecanismo Humanitario’

El 'Mecanismo Humanitario' fue lanzado conjuntamente por la OMS, UNICEF, MSF y Save the Children en mayo de 2017, con el objetivo de facilitar el acceso oportuno a vacunas asequibles para entidades como organizaciones de la sociedad civil, gobiernos o agencias de las Naciones Unidas que las procuran en nombre de las poblaciones que se enfrentan a emergencias humanitarias.

Actualmente, Pfizer y GSK son las únicas dos corporaciones farmacéuticas que se han comprometido con el precio global más bajo para la vacuna de la neumonía al 'Mecanismo Humanitario'. Sin embargo, su oferta actual está limitada al uso de la vacuna por parte de organizaciones de la sociedad civil y agencias de la ONU, y no incluye el uso por parte de los gobiernos que responden a emergencias.

Hasta septiembre de 2018, el 'Mecanismo Humanitario' ha facilitado el acceso a 613.000 dosis de la vacuna contra la neumonía a personas atrapadas en emergencias humanitarias, de las cuales 360.000 fueron usadas por MSF para 12 intervenciones de vacunación en la República Centroafricana, Nigeria, Níger y Sudán del Sur y Siria. MSF adquirió recientemente 4.800 dosis para realizar vacunaciones en Grecia.